Skip to Main Content
It looks like you're using Internet Explorer 11 or older. This website works best with modern browsers such as the latest versions of Chrome, Firefox, Safari, and Edge. If you continue with this browser, you may see unexpected results.

Migración laboral en América Latina y el Caribe - Corredores migratorios: Peruanos y argentinos a Chile - Perfil de los migrantes

  • La migración de extranjeros hacia Chile se cuadruplicó en los últimos 30 años, pasando de alrededor de 83.000 personas en 1982 (el 0,7% de la población total) a 411.000 migrantes en 2014 (el 2,3% de la población) (Datos del Departamento de Extranjería y Migración – DEM - de 2016). (OIT,2016).
  • Existe un aumento importante de la migración en las regiones de la Zona Norte (especialmente Antofagasta, Atacama y Coquimbo), en donde las personas migrantes pueden superar el 5% de población total, y en la Zona Central (especialmente en las regiones Metropolitana y de Valparaíso).
  • Se trata de una migración principalmente joven y adulto-joven que se concentra principalmente entre los 20 y los 35 años, grupo que pasó de ser de un 36.5% a un 43.3% en 10 años. (OIT, 2016)
  • La desigualdad social al interior de la población migrante es mucho mayor que en la población chilena. Así, cerca del 50% de los migrantes se encuentran en los quintiles más altos de ingreso (IV y V), siendo concordante con el nivel educacional que presentan -correspondiendo en su mayoría a educación media o superior- y a diferencia de los chilenos que predominantemente poseen educación básica o media. (Cabieses, Bernales y McIntyre, 2017)
  • Pese a lo anterior, los migrantes presentan una proporción mayor de personas en pobreza multidimensional que los chilenos y sus condiciones de vivienda son similares al resto de la población, aunque superan a los nacionales en las cifras de hacinamiento.
  • La migración peruana se caracteriza por ser una migración más feminizada que el promedio, en donde es posible ver que el 56.7% de los migrantes son mujeres. (DEM, 2016) 
  •  La composición por sexo de la población inmigrante indica una tendencia a la feminización de los flujos. Para el 2013 las mujeres representaban el 55,1 por ciento del total. El aumento en la incorporación de la mujer chilena al mercado de trabajo deriva en la demanda por cuidadoras y trabajadoras domésticas, que muchas veces son inmigrantes. (OIT, 2016)
  • La inserción laboral de la población peruana se ha caracterizado en los últimos años por situarse en hogares privados con servicio doméstico, al año 2015 (CASEN) encontraba el 25% de los trabajadores y trabajadoras en dicho sector, seguido por el comercio con un 19% y en tercer lugar hoteles y restaurantes con un 15%. (DEM, 2016)

Fuente: Organización Internacional del Trabajo oficina regional de América Latina y el caribe en base a proceso especial de encuesta de hogares.

Fuente: Elaboración propia en base a procesamiento de microdatos de IPUMS Internacional (1970-2002) y microdatos de Censo 2012