Skip to Main Content
It looks like you're using Internet Explorer 11 or older. This website works best with modern browsers such as the latest versions of Chrome, Firefox, Safari, and Edge. If you continue with this browser, you may see unexpected results.

Migración laboral en América Latina y el Caribe - Corredores migratorios: Paraguayos a Brasil - Irregularidad migratoria

  • De acuerdo con cifras oficiales, alrededor de 200.000 personas se encuentran en situación irregular; un 44% tiene entre 19 y 30 años y 61% son de sexo masculino.
  • Dentro de este grupo se ubican los haitianos, cuya presencia en Brasil inicia en 2004 y se incrementa a raíz del terremoto de 2010, llegando a una afluencia de 200 personas al mes (Chiarello, 2011) y alcanzando los 45.607 en agosto de 2015 (CONARE)[1]. En un primer momento, este flujo masivo llevó al gobierno federal a endurecer su política migratoria en la frontera norte[2]. Actualmente el Gobierno brasilero realiza esfuerzos para promover canales de migración regular y concede alrededor de 2000 visas a haitianos mensualmente (CNI, 2016)[3]. - Los flujos de migración irregular hacia Brasil son objeto de bandas de traficantes y trata de personas que operan en el país. De acuerdo con informes del Ministerio de Justicia y la Policía Federal, refugiados procedentes de la frontera de Pakistán con Afganistán, pagan a traficantes locales con la promesa de ser enviados a Brasil. Actualmente el país tiene 8.400 refugiados reconocidos, de un total de 30.571 solicitantes de refugio. La mayoría proviene de Siria y Angola, seguidos de solicitantes colombianos (CONARE 2015).

[1] Muchos Haitianos se ubican en las empresas de São Paulo, Río Grande do Sul, Santa Catarina y Paraná.

[2] En 2012, el gobierno federal impuso visa a los ciudadanos haitianos, aumentó la supervisión en la frontera norte y decidió regularizar a unos 4000 haitianos que ya se encontraban en el país. De ese número, 1600 personas solicitaron asilo político y les fue concedido; pero desde el 31 de diciembre de 2011, la Comisión Nacional para los Refugiados, CONARE, ya no acepta solicitudes de refugio político para los haitianos.

[3] En 2015 el gobierno brasileño suscribió un acuerdo de cooperación con la OIM en Haití para crear un Centro de Visas de Tránsito que se encarga de la pre-selección de las solicitudes de visado. Esta iniciativa busca aumentar la capacidad del Consulado para expedir visados.