Skip to Main Content
It looks like you're using Internet Explorer 11 or older. This website works best with modern browsers such as the latest versions of Chrome, Firefox, Safari, and Edge. If you continue with this browser, you may see unexpected results.

Migración laboral en América Latina y el Caribe - Corredores migratorios: Centroamericanos a Belice - Mercado laboral y Condiciones laborales

Datos varios

  • Al ser un estado miembro del CARICOM se permite que las personas puedan emplearse en el país, siempre y cuando cuenten con un certificado de competencias de su país de origen. Indica SICREMI (2015) que existen nueve categorías que califican para el libre movimiento de personas de esta comunidad: graduados de universidades, trabajadores en medios, deportistas, artistas, músicos, enfermeras profesionales, maestros calificados, artesanos y titulares con un grado de asociado o el equivalente (OEA 2015: 74).
  • Para que las personas migrantes provenientes de otros países fuera del CARICOM puedan acceder a un permiso de trabajo es necesario que realicen la gestión en el Ministerio de Trabajo. La persona solicitante debe probar que tiene una oferta de empleo.
  • La mayoría de los trabajadores migrantes están involucrados en ocupaciones de la agricultura, caza y silvicultura (Smith 2013). El porcentaje de trabajadores extranjeros en esta actividad asciende al 79%. En esta categoría los hombres representan el 83% del total de la fuerza laboral. Otra de las actividades en la que se inserta esta población es el comercio (5.5% del total de extranjeros), seguido por el trabajo en hoteles y restaurantes. Las mujeres trabajan en agricultura, caza y silvicultura; hoteles y restaurantes; reparaciones; hogares que emplean personal doméstico, de salud y asistencia social. 

Solo los trabajadores migrantes con permiso de trabajo regular pueden acceder al sistema de seguridad social. Las personas que no cuentan con el mismo, se encuentran en situación migratoria irregular y los fondos del Estado no permiten que se atienda a la población migrante no regularizada. Aunque sí pueden acceder al sistema de salud pública.