Skip to Main Content
It looks like you're using Internet Explorer 11 or older. This website works best with modern browsers such as the latest versions of Chrome, Firefox, Safari, and Edge. If you continue with this browser, you may see unexpected results.

Migración laboral en América Latina y el Caribe - Corredores migratorios: Corredor hacia Estados Unidos - Irregularidad migratoria

Irregularidad Migratoria de los trabajadores migrantes sudamericanos

  • En 2012, del total de inmigrantes irregulares que vivían en los Estados Unidos, tan solo 6%  (700.000) personas eran originarias de América del Sur, muy por detrás del 78% correspondiente a los norteamericanos (principalmente mexicanos), centroamericanos y caribeños (8,9 millones) (Baker y Rytina, 2012).
  • Entre los diez principales países de origen de inmigración irregular, el único país sudamericano es Ecuador, que se ubica en el noveno lugar y representa un 2% del total (Baker y Rytina, 2012).
  • Con respecto a su estatus migratorio, en 2011, más de 86.000 inmigrantes nacidos en América del Sur obtuvieron su residencia permanente legal en los Estados Unidos (estatus de LPR, también conocido como tarjeta verde), que representan el 8 por ciento de los 1,1 millones de inmigrantes que cuentan con residencia permanente legal. La obtención de este estatus migratorio lo lograron a través de distintas rutas: 80% obtuvo la tarjeta verde a través de algún familiar, 12% a través de un contrato de trabajo, 6% como refugiados o asilados, 1% a través de la visa de diversidad de inmigrantes, y aproximadamente 1% a través de otras rutas.
  • Alrededor del 59% de todos los inmigrantes sudamericanos que obtuvieron su residencia permanente en 2011 se clasificó como el miembro de la familia inmediata (cónyuge, hijo soltero menor de 21 años, padre o madre) de un ciudadano estadounidense, en comparación con el 43% de todos los inmigrantes. En contraste, los sudamericanos han sido mucho menos propensos a obtener tarjetas de residencia a través del programa estadounidense de visas de diversidad (1% frente al 5% de los inmigrantes en general).

Irregularidad migratoria de los trabajadores migrantes centroamericanos

  • Unos 11,3 millones de migrantes, 17,5% de los hispanos, se encuentran en situación migratoria irregular en Estados Unidos en 2014 (Passel y Cohn, 22.07.15).
  • Entre el 2000 y el 2010 la cifra de migrantes en situación irregular creció un 22%. Un 39% ingresó al país en el 2000 o después; 62% procedían de México (Hoefer y otros, 2011: 1). En 2010, México con 6,6 millones, El Salvador, 620 mil, Guatemala, 520 mil y Honduras, 330 mil, constituyeron los cuatro grupos de migrantes en situación irregular en Estados Unidos. En conjunto sumaban el 75% del total de la población migrante en situación irregular en ese destino[1] (Hoefer y otros, 2011: 4).
  • Las detenciones de migrantes originarios de los países del denominado Triángulo Norte de Centroamérica (Guatemala, El Salvador y Honduras) pasaron de 100.000 en 2010 a 340.000 en 2014 en Estados Unidos. Las detenciones se incrementaron cinco veces en ese periodo[2] (MPI, 2015: 5).
  • El incremento de las repatriaciones de mexicanos desde Estados Unidos y de centroamericanos desde ese país y de México es uno de los principales rasgos de una llamada “migración de retorno”, figura bajo la cual se agrupa un flujo de emigrados que han sido obligados a regresar a sus países de origen como consecuencia del endurecimiento de las políticas migratorias en los Estados Unidos.

[1] Véase además Baker y Rytina (2012).

[2] Las detenciones de niños no acompañados en México y los Estados Unidos crecieron exponencialmente entre el 2010 y 2014, pasando de alrededor de 8.000 a 72.000 (MPI, 2015: 9).