Skip to main content

Migración laboral en América Latina y el Caribe - Corredores migratorios: Paraguayos a Brasil

Perfil del corredor - Paraguayos a Brasil

En la década de los 80, Brasil empieza a registrar un cambio significativo en los patrones migratorios, aumentando considerablemente su pérdida poblacional a través de la emigración. Esto ha llevado a que actualmente se convierta, en términos absolutos, en uno de los principales países emisores de la región. No obstante, desde principios del presente siglo, Brasil ha recobrado su capacidad de polo de atracción para la migración tanto intrarregional como extrarregional. Tres factores contribuyen a este proceso: la disminución de la tasa de crecimiento de la población brasileña (que en situaciones de expansión económica, favorece la recepción de los trabajadores extranjeros); las dificultades económicas y el aumento de las restricciones migratorias en los países desarrollados; y la creciente presencia de empresas brasileñas en otros países (que, en el imaginario de las poblaciones locales, representa a Brasil como un horizonte de posibilidades).

Datos varios

  • Estatuto del Extranjero: ley 6815/1980. Este marco normativo no respeta los derechos de los trabajadores migrantes pues tiene como principios orientadores la protección del trabajador nacional y la primacía de la seguridad nacional. Actualmente, tanto el gobierno como la sociedad civil y el sector privado coinciden en que la legislación vigente requiere de una reforma urgente.
  • El proyecto de ley que está siendo revisado es el PL 2516/2015. Este proyecto elimina el enfoque de seguridad nacional del actual Estatuto de Extranjeros y lo cambia por un enfoque de derechos y garantías. Entre sus avances se puede mencionar la inclusión de nuevos sujetos de protección (indígenas, residentes de fronteras, refugiados y apátridas); una nueva política de visados y residencia[1]; cambios en el control de la migración; facilidades para la naturalización; alivio de las medidas obligatorias en una eventual regularización migratoria, entre otros.

[1] Para reducir los tipos de visado y dar paso directo a la residencia temporal con el propósito de visa permanente

  • Una gran parte de los inmigrantes provienen de países de la región sudamericana, como Paraguay, Argentina, Uruguay y Bolivia, así como también de Haití. Otra parte está compuesta de nacionales brasileños que retornan al país, principalmente de Portugal, Estados Unidos, Japón, España, Italia, Paraguay y Bolivia. Adicionalmente, últimas cifras revelan un aumento considerable de la llegada de inmigrantes de los países del sur de Asia y África (aunque en menor medida).
  • Si bien la población extranjera ha aumentado en casi 800.000 personas en los últimos 10 años, representan solo el 1% de la población total. De ellos, el 60,58% son hombres y el 39,42% son mujeres.
  • La mayor parte de la población inmigrante está concentrada en las dos principales metrópolis de Brasil: São Paulo (31,8%) y Rio de Janeiro (14,7%) (Policía Federal, 2015). En el caso de Rio de Janeiro, hay una mayor concentración de africanos, seguida por europeos y norteamericanos. En São Paulo se concentran asiáticos, japoneses, europeos, norteamericanos y argentinos (OIM, 2010a).
  • La estructura etaria de la población inmigrante refleja una fuerte presencia de jóvenes y adultos en edad productiva. Alrededor del 38% tienen educación superior y 30% tienen educación secundaria.

  • La apertura de la economía nacional trajo consigo un flujo de inversión extranjera, nuevos negocios con empresas multinacionales y pequeñas empresas internacionales Esto ha establecido una creciente demanda de profesionales extranjeros altamente calificados. Brasil es el segundo país en el mundo con problemas para cubrir vacantes, después de Japón. La medicina, la ingeniería civil, ingeniería química y la arquitectura son áreas en las que el país necesita más profesionales de los que tiene (www.bbc.com, 2013).
  • Se observa una alta concentración de hombres con respecto a las mujeres. El porcentaje promedio de autorizaciones de trabajo concedidas a hombres es de 71% mientras que a las mujeres es del 29%. Sin embargo, durante el período intercensal (2000-2010) creció a un ritmo mayor el número de trabajadoras inmigrantes mujeres; particularmente bolivianas, paraguayas y peruanas (Koolhaas, 2016).  
  • Los principales grupos ocupacionales en donde se ubican las mujeres son las profesiones científicas e intelectuales, en los trabajos de apoyo administrativo, y en los trabajos de servicios y ventas. Los hombres se ubican en profesiones científicas e intelectuales, como directores y gerentes y en trabajos de producción de bienes y servicios industriales. 

En 2014 la informalidad representaba el 16,1% del PIB en Brasil. Uno de los sectores más afectados por la informalidad en Brasil es la industria manufacturera, la cual posee una alta concentración de mujeres. En 2013 el porcentaje de inmigrantes en este sector era de 18,2%, de los cuales solo el 3,7% eran trabajadores formales DIEESE (2015).Los migrantes que trabajan en condiciones de informalidad enfrentan numerosas dificultades, en vista de que no pueden acceder la “tarjeta fiscal” (CPF), necesaria para realizar cualquier transacción económica

Brasil mantiene acuerdos de seguridad social con los siguientes países: Cabo Verde, España, Grecia, Chile, Italia, Luxemburgo y Portugal. A estos 7 países hay que añadir Argentina, Paraguay y Uruguay en el marco del Acuerdo Multilateral MERCOSUR.

  • De acuerdo con cifras oficiales, alrededor de 200.000 personas se encuentran en situación irregular; un 44% tiene entre 19 y 30 años y 61% son de sexo masculino.
  • Dentro de este grupo se ubican los haitianos, cuya presencia en Brasil inicia en 2004 y se incrementa a raíz del terremoto de 2010, llegando a una afluencia de 200 personas al mes (Chiarello, 2011) y alcanzando los 45.607 en agosto de 2015 (CONARE)[1]. En un primer momento, este flujo masivo llevó al gobierno federal a endurecer su política migratoria en la frontera norte[2]. Actualmente el Gobierno brasilero realiza esfuerzos para promover canales de migración regular y concede alrededor de 2000 visas a haitianos mensualmente (CNI, 2016)[3]. - Los flujos de migración irregular hacia Brasil son objeto de bandas de traficantes y trata de personas que operan en el país. De acuerdo con informes del Ministerio de Justicia y la Policía Federal, refugiados procedentes de la frontera de Pakistán con Afganistán, pagan a traficantes locales con la promesa de ser enviados a Brasil. Actualmente el país tiene 8.400 refugiados reconocidos, de un total de 30.571 solicitantes de refugio. La mayoría proviene de Siria y Angola, seguidos de solicitantes colombianos (CONARE 2015).

[1] Muchos Haitianos se ubican en las empresas de São Paulo, Río Grande do Sul, Santa Catarina y Paraná.

[2] En 2012, el gobierno federal impuso visa a los ciudadanos haitianos, aumentó la supervisión en la frontera norte y decidió regularizar a unos 4000 haitianos que ya se encontraban en el país. De ese número, 1600 personas solicitaron asilo político y les fue concedido; pero desde el 31 de diciembre de 2011, la Comisión Nacional para los Refugiados, CONARE, ya no acepta solicitudes de refugio político para los haitianos.

[3] En 2015 el gobierno brasileño suscribió un acuerdo de cooperación con la OIM en Haití para crear un Centro de Visas de Tránsito que se encarga de la pre-selección de las solicitudes de visado. Esta iniciativa busca aumentar la capacidad del Consulado para expedir visados.

  • Recientemente, el Estado brasileño ha implementado un cambio en su legislación, mediante la Resolución 108 de 2014, mediante la cual establece que está permitido el ejercicio de actividad remunerada en Brasil a los dependientes de portadores de VRT (visado temporario del Mercosur), VICAM (visado temporario de perfeccionamiento médico) y VIPER (visado permanente).
  • Con respecto al marco normativo internacional, Brasil ha ratificado la mayor parte de los instrumentos internacionales relacionados con la protección de los derechos humanos en el marco de las Naciones Unidas (ONU), la Organización de Estado Americanos (OEA), la OIT y el Mercosur.
Loading ...

Perfil del corredor - Bolivianos, paraguayos y peruanos a Argentina

 

 

Argentina es el país con la mayor concentración de residentes extranjeros con 2,086,302 en 2015. La mayor parte de esta migración proviene de países sudamericanos. Algunas de las causas del aumento de esta migración intrarregional, se debe al incremento de políticas restrictivas para la entrada y residencia en países desarrollados; además de las recientes crisis económicas en Estados Unidos y Europa aunado a regulaciones más inclusivas dentro de la región. Sin subestimar la cercanía geográfica, algunos rasgos culturales similares y la tradición histórica de estos flujos hacia el país sudamericano.